Back to Entradas

Los esenciales para tu desarrollo personal y profesional. Para emprender desde tu esencia.

Emprender desde tu esencia. 

Tu propósito y tu potencial. 

Dentro del emprendimiento y de una vida en excelencia de tu potencial humano, hacerlo con sentido, conectado a tu esencia y tu propósito, es clave.

Nuestra esencia es aquello que nos define. Nuestra pasión, habilidades, creencias, valores, fortalezas, propósito, es parte de nuestra esencia, por ello es muy importante conectar con nuestras ideas creadoras, y desarrollar nuestro negocio basado en nuestra esencia, en nuestro máximo esplendor de nuestro potencial humano. 

Un negocio consciente, que hable de ti, de tus valores, de tu esencia, es posible.

Y a veces en el camino del emprendimiento nos encontramos perdidos en la vorágine de las montañas rusas emocionales, entre miedos e incertidumbres, perdidos en el baile entre el éxito y el fracaso, y desconectamos de nuestra esencia y presencia. 

Descubre tu brújula interna para tu conexión en tu esencia y presencia.

El Ikigai, te conecta con tu propósito, vocación, pasión… y si lo alineas a tus valores de vida, el ritmo de vida que quieres llevar, tu filosofía y ética de vida, esta fórmula será tu brújula interna.

Desde nuestra propia experiencia personal y desde nuestra metodología de acompañamiento a las personas y los negocios en su propósito y potencial humano, hemos podido reafirmar estos esenciales para vivir una vida en valor, desde nuestra esencia y presencia.

  • Tu ikigai.
  • Tu propósito.
  • Tu pasión.
  • Tu esencia, tu potencial humano.

 

Cuando contactas con estos esenciales de vida, estás viviendo es de tu esencia y presencia en el mundo.

Tu IKIGAI. Tu razón de ser

El Ikigai. Es tu camino. Tu razón de ser. 

La conexión entre lo que nos gusta hacer, nuestros talentos, aquello que aportamos al mundo con valor, y lo que el mundo necesita de nosotros.

El Ikigai es: Sentirse realizado.

“La alegría de vivir” 

Todos tenemos nuestro Ikigai, nuestra semilla, la luz que nos guía. 

Cuando fusionamos el sentir de sentirse realizado, pleno y el caminar con sentido, comprendiendo que cada paso es una sincronicidad que te lleva a otro, aportando valor al mundo, desde tu don. La vida cobra un sentido mágico, te vives en un sentir de plenitud y gozo mágico, realizando tu proyecto de vida y tu negocio, con esencia, desde tu alma, con éxito.

Tu propósito

En la nueva era, la sociedad impulsa el tener un propósito de vida y ser coherente a nivel personal y personal con tu propósito vital.

El propósito es esa intención o motivación que impulsa a una persona a realizar o dejar de realizar una acción para alcanzar un estado de bienestar supremo.

El propósito está relacionado con tu potencial humano, con tu esencia.

Es el combustible que hace que te muevas, que te motiva para conseguir un objetivo (y no otro), y que persigues para llegar a alcanzar tu propio estado de bienestar.

Cuando dedicamos nuestra carrera profesional a poner nuestro potencial al servicio de nuestro propósito, la fuente de motivación es inagotable y nos inunda un sentir de bienestar absoluto en alineación a la vida, el sentir del gozo y de la plenitud de la vida, el IKIGAI. 

Tu pasión

Nuestra pasión es el motor a la acción, al cambio. 

Necesitamos emoción. 

La emoción es movimiento. 

El movimiento es acción.

La emoción es pasión.

El poder está en ti. 

En tu pasión, compromiso, determinación, autoconfianza… son las herramientas para llevar a cabo el cambio, la acción, el primer paso de tu camino. 

No es solo tu conocimiento el que te lleva a creer en ti, es tu reinvención, tu creatividad, la creatividad te llevará a buscar posibilidades en las adversidades que te encuentres.

Conecta con tu pasión, talento y propósito, los motores de tu transformación. necesitamos despertar la capacidad inventiva / creativa. Necesitamos conectar con nuestro gran poder, nuestros dones y talentos, nuestra esencia. 

Tu esencia, tu potencial humano.

Nuestro propósito nos impulsa a vivirnos desde nuestro potencial humano y transformar el mundo, en uno mejor.

La misión del ser humano.

Vivir con propósito, desde tu potencial humano, aportando valor al mundo.

La vida quiere que expresemos lo que realmente somos. 

La vida quiere que pongamos nuestra esencia al servicio del mundo.

Nuestro potencial humano, es innato, está en ti, todos tenemos potencial.

Los dones, talentos, capacidades humanas, cualidades, facultades… de las que tanto se hablan, son innatas del ser humano. Están en la genética del alma. 

Observa tus facetas, lo que te produce entusiasmo, lo que sale de ti natural, fluido,  innato, observa la actividad que te genera entusiasmo, sin esfuerzo. 

Obsérvate a ti mismo, para iniciar el camino de toma de conciencia de tus capacidades humanas.

El primer inicio para vivirnos desde nuestra gran capacidad humana, desde nuestro potencial y propósito, es romper con nuestras barreras internas y sociales. Y decirnos si, a vivirnos desde nuestro propósito vital y potencial humano. 

Todo ser tiene un propósito para estar aquí y, al final, la única meta realmente importante es conectar con ese propósito, construir la vida que te permite cumplirlo y, en resumidas cuentas, vivirlo. Ser quien eres, con todas las consecuencias, retos y maravillas que esto depara.

Descubre tu porqué vital, aquello que te encanta, aquello que quieres compartir, aquello que quieres que sea tu legado.

La huella que quieres dejar en el mundo.

Cuéntame qué te ha parecido en comentarios.

Me encantará leerte.

P 💚

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Entradas